jueves, 21 de julio de 2016

El castillo de Maqueda: Castillo de la Vela.


La visita al castillo de Maqueda no estaba preparada porque en principio tenía pensado visitar Escalona como única escala del viaje a Alcabón pero al llegar al cruce de caminos en la carretera de Extremadura, la A-5. con el eje Escalona-Torrijos coincidiendo en Maqueda, donde confluyen las antiguas rutas Ávila-Toledo y Madrid-Badajoz, decidimos hacer un alto desviándonos por la entrada sur para detenernos frente al castillo que domina la antigua carretera N-V.


El castillo de la Vela, como se llama, tiene bien conservados sus lienzos y cubos, lo que le da un aire majestuoso sobre el alto en el que se asienta al sur de la población. Llama la atención, sin embargo, que carece de torre del homenaje. La población contaba ya con un enclave fortificado en época árabe cuyos restos describe detalladamente Edward Cooper y Juan Muñoz Ruano en la bibliografía que cito al final, así como Amador Ruibal, que destaca que en el año 981 por orden de Almanzor, "el arquitecto Fath den Ibrahim al-Amawi reforzó las defensas ante las cuales fue vencido el gobernador rebelde de Toledo por la tropas de Hixem II en 1013".


La ciudad fue conquistada por Alfonso VI en 1083 y en 1177 Alfonso VIII la dona a la Orden de Calatrava, "resistiendo sus defensas 20 años después los ataques de los almohades" en la campaña que en 1196 inicia Abu Yusuf ibn Yakub con el fin de reconqistar Al-Andalus y tras la toma de Plasencia y asolar los campos de Talavera, Santa Olalla y Escalona "lidiaron Maqueda y no la prisieron e vinieron a cercar Toledo". Según Cooper , que centra su estudio en los tres núcleos  visibles de las estructuras "anteriores al castillo en su época señorial, (de los Cárdenas)", -esto son la Torre de la Vela, la base de un torreón y la puerta de la iglesia de Santa María de los Alcázares-, es en 1201, tras la resistencia al avance almohade, cuando se entrega la fortaleza a la Orden de Calatrava que la mantendrá en su poder hasta que en 1434 es enajenada al condestable de Castilla don Álvaro de Luna "a cambio -continúa Ruibal- de Arjona, participando en los conflictos del reino por estos años, siendo sitiada por el príncipe Don Enrique, quien pese a quemar muchas casas de los arrabales no pudo tomarla. Preso Don Álvaro sus hombres la defendieron y Juan II no pudiendo conquistarla por las armas llegó a un acuerdo con los defensores para su sometimiento"; y concluye su relato comentando que la reina Isabel la Católica vivió allí durante algún tiempo, sin especificar más.


El castillo tuvo varios propietarios hasta que fue comprado por don Gutierre de Cárdenas, influyente personaje del reinado de los Reyes Católicos, que alcanzó el cargo de Contador Mayor del Reino y alcalde de Toledo, quien tuvo que reedificarlo pues debía estar bastante deteriorado. El hijo de éste, Diego de Cárdenas fue nombrado por el emperador Carlos V, primer duque de Maqueda. Para terminar, apunta Ruibal de nuevo, encontramos en "1462 su alcaide García Sedeño, con 8.000 maravedies de sueldo".


El castillo que contemplamos en la actualidad tiene planta cuadrangular alargada construido en mampostería. Los lienzos debido al desnivel del terreno donde se asienta, tienen diferentes alturas . Cuenta con torres cilíndricas en las esquinas excepto donde se encuentra la entrada. Coronan los lienzos "unos curiosos merlones y almenas" construidos en ladrillo y sillares posiblemente siendo obra más reciente. La puerta, en el lienzo norte, está construida con un arco de medio punto a base de grandes dovelas decorada con alfiz coronado con el escudo de los Cárdenas, y sobre él, un "matacán de sillería y ladrillo, con una aspillera cruciforme". Añade Ruibal que "hay una poterna en el muro este, junto al torreón, que comunica con el camino de ronda a 20 metros de altura". Según pude comprobar a través de las aberturas que hay en la puerta existen ninguna construcción interna o éstas están fuera de la vista. Llama la atención una tronera que defiende la puerta de acceso desde el cubo del NE, abierta en la última reforma del edificio.


Durante años el castillo, propiedad del Ministerio del Interior, fue reformado en 1947 para convertirlo en casa-cuartel de la Guardia Civil. en la actualidad estaba en proceso de rehabilitación con el propósito de instalar en su interior el Museo Nacional de la Guardia Civil, hasta la llegada la crisis actual que ha paralizado el proyecto poniéndose a la venta el edificio. Para terminar indicar que la visita al interior me fue imposible.


Para esta entrada he consultado los siguientes libros:

 Alfonso VIII: rey de Castilla y Toledo, Martínez Díez, Gonzalo, Editorial Trea, Gijón, 2007.
Castillos de Toledo, Ruinal, Amador, Ediciones Lancia, León, 1992.
Construcciones histórico-militares en la línea estratégica del Tajo, Muñoz Ruano, Juan. Tesis doctoral.
Historia de España MusulmanaChejne, Anwar G., Editorial Anaya
La fortificación de España en los siglos XIII y XIV, Cooper, Edward, Ed. Ministerio de Defensa y Marcial Pons Historia, Madrid, 2014.

Puerta de acceso en la esquina NO del lienzo Norte
Tronera abierta en el cubo NE del lienzo Norte

No hay comentarios:

Publicar un comentario